lunes, 11 de mayo de 2020

Tejidos antibacterias para mayor protección en los buses.

Dos firmas de origen europeo que si bien pertenecen al mismo grupo empresarial, Aunde y Isrighausen, dedicados a la fabricación de asientos, butacas para buses, entre otras rubros, preocupados desde hace algunos años con los factores negativos que afectan a conductores, pasajeros y medio ambiente, plantearon una solución con valor y aporte funcional tecnológico más allá de uno decorativo, lograron el diseño y desarrollos de tejidos inteligentes consiguiendo mejorar el confort, ambiente saludable e higiénico dentro de los buses.
Las firmas desarrollaron con marca propia tejidos basados en la acción de los iones de plata (Ag+) que aportan protección antibacteriana, frena la formación de olores, ofrece protección, mejora la higiene y el confort en forma permanente sin ofrecer riesgos a las personas.
Un nuevo desarrollo mejora la funcionalidad y combina una limpieza inteligente y protección con el poder de la luz que limpia la superficie de los tejidos y del aire; esta última aporta un entorno en el que es posible respirar un aire más saludable, limpio y fresco brindando un nivel de protección antibacteriano Log-4 (99,99%).
La mejora se basa en el proceso de oxidación foto catalítica siempre activo de los rayos ultravioletas sobre el tejido, permitiendo autolimpieza, eliminación bacteriana, frenar la formación de olores, prevención de alergias, higiene activa y purificación del aire.
Las funcionalidades desarrolladas son aplicables a la totalidad del vehículo, tanto en las superficies interiores como en las exteriores, por lo que se obtiene un incremento exponencial de los beneficios.
Estas funcionalidades ya están consolidadas en los mercados a nivel mundial y se estima que año tras año su requerimiento sea mayor.
Fuente e imagen: Nexobus, Sitio Web. Artículo publicado 14 de febrero de 2020.

Luis E. Morell Hernández

No hay comentarios.:

Publicar un comentario