sábado, 4 de abril de 2020

La ciudad de Santiago de Chile recibe 120 nuevos autobuses.

La ciudad capital de Chile, Santiago, continúa renovando una parte de su parque móvil centrándose en mejorar la seguridad. La firma Subus, uno de los mayores operadores del sistema de transporte masivo urbano de Santiago, está recibiendo nuevos buses Volvo equipados con el sistema de Zonas de Seguridad que utiliza la conectividad vía GPS para reducir automáticamente la velocidad en zonas críticas.
En el año 2005, se estableció el sistema integrado de autobuses, Volvo era el mayor proveedor de vehículos. Con tecnología de punta el chasis del Volvo B8R cuenta con lo último en electrónica de a bordo; vehículos equipados con un sistema de frenos de disco electrónico, suspensión electrónica, sistema de gestión de la flota de Volvo y el I-Coaching (instructor de conducción virtual).
Además, las unidades en Chile cuentan con el sistema automático de control de velocidad, un dispositivo que utiliza la conectividad por GPS para identificar los tramos críticos, con altas tasas de accidentes, y limitar la velocidad máxima independientemente de las acciones del conductor.
Los 120 nuevos Volvos están equipados con motores que cumplen con las normas de emisiones Euro VI, las más estrictas, para cumplir con los requisitos medioambientales. "Santiago está en un valle rodeado de montañas. La ciudad tiene un enfoque importante en la reducción de emisiones, debido a la dificultad topográfica para dispersar las partículas en el aire", comenta el director de ventas estratégicas de Volvo Buses en América Latina, Sr. Alexandre Selski.

Fuente e Imagen: Nexobus; Sitio Web Artículo publicado 04 de febrero de 2020.


Luis E. Morell Hernández



No hay comentarios.:

Publicar un comentario